Plasma Rico en Plaquetas (PRP) Volver

Plasma Rico en Plaquetas (PRP)

El  proceso de regeneración celular va enlenteciendo con la edad, por lo que los indeseables signos como la aparición de arrugas, pérdida de la calidad cutánea, de la elasticidad y luminosidad hace que la persona progresivamente pierda la sensación de “tener buena piel”. Hoy en día es muy común acudir al no tan “milagroso” mundo de las cremas sin conseguir los efectos deseados y aumentando la frustración ante el estado de la piel.

La medicina estética trabaja desde el rigor científico, la experiencia acumulada y avalada científicamente en que dependiendo de las necesidades de cada persona, se puede mejorar de manera notable el aspecto de la piel.

La aplicación mediante mesoterapia de factores de crecimientos solos o combinados con otros fármacos como complejos vitamínicos, silicio orgánico, etc. permite aportar principios activos que impulsan la regeneración celular de la piel y estimulan la producción de fibras colágenas y elásticas necesarias para sustituir las estructuras alteradas.

El plasma rico en factores de crecimiento es básicamente plasma rico en proteínas, obtenido de la sangre del propio paciente con un procedimiento mínimamente invasivo y de forma rápida y efectiva. Desde hace muchos años es el tratamiento de elección para la regeneración ósea, ya que los factores de crecimiento aportan al tejido las células necesarias para la reparación del daño.

Las plaquetas son las células encargadas de reparar las heridas, las que se ocupan de ir regenerando los tejidos dañados del cuerpo humano, por tanto los factores de crecimiento a nivel de la piel regulan la remodelación de la epidermis y de la dermis y tienen una profunda influencia sobre la apariencia y textura de la piel.

Se ha comprobado que la inyección subcutánea  produce fuertes cambios sobre la piel envejecida y maltratada: restaura la vitalidad cutánea, aumenta su grosor, recupera la consistencia elástica, mejora la afluencia vascular e incrementa la tersura, luminosidad y apariencia de la piel.

La inyección de plasma lo que hace es aportar en un punto concreto del organismo un acumulo  de células regeneradoras, que comienzan a trabajar en la reparación del daño. El  tratamiento está indicado para todas las edades y zonas corporales.

Al tratarse de un estímulo biológico y no de un relleno permanente, la fórmula evita la aparición de «caras deformadas y expresiones grotescas». Es el tratamiento ideal para mejorar la calidad de la piel en cualquier momento del año.

Técnica:
La sesión dura no más de media hora.  En el mismo momento se extrae sangre del paciente (como si de una simple analítica se tratase), que será centrifugada para extraer el plasma puro y enriquecido. Transcurridos unos minutos, se inyecta en el rostro en forma de mesoterapia con pinchacitos subdérmicos.

Es aconsejable la aplicación previa de crema anestésica para que el tratamiento sea menos molesto, aunque no es estrictamente necesario ya que apenas duele.

Complicaciones:
En realidad, se puede afirmar que no existen, ya que todo lo que se utiliza es del mismo paciente. Las únicas posible son las que pueden conllevar los pinchazos: pequeños moratones, pequeñas infecciones, inflamación que desparece en unas horas, etc.


Preguntas frecuentes:

- ¿Tengo que repetir el tratamiento?
Lo ideal en todos los casos, para obtener mejores y más duraderos efectos es repetir el tratamiento pasadas tres-cuatro semanas después, cumpliendo un total de 3 sesiones y posteriormente al  año una única sesión de recordatorio para mantener los niveles de colágeno y elastina óptimos.
- ¿Duele?
No, sólo son una serie de pequeños pinchacitos que pueden molestar un poco y que son muy llevaderos con la aplicación previa de la crema anestésica.
- ¿Me lo notarán?
Inmediatamente tras el tratamiento la piel puede aparecer enrojecida (la mayoría de las veces es debido a la crema anestésica y no al tratamiento) y presentar leve inflamación, como si fuesen   pequeñas picaduras, o la aparición de hematomas (por los pequeños pinchacitos) que desaparecen transcurridos unos días y que se disimulan muy fácilmente con un poco de maquillaje.
- ¿Puedo seguir trabajando, ir al gimnasio etc. , después?
El tratamiento no impide mantener una vida social, laboral, etc. con plena normalidad, como decíamos anteriormente, sólo en los casos en los que aparezca un pequeño hematoma habrá que disimularlo con maquillaje pero el aspecto pasado unas horas será completamente normal.
- ¿Cuándo notaré los efectos? La mejoría del aspecto de la piel será siempre evidente. Está claro que dependerá de las condiciones previas y del número de sesiones realizadas.  Los factores de crecimiento estimularan la regeneración del colágeno y de la elastina en la dermis y esto requiere un tiempo para que el organismo pueda producirlos.
- ¿Se puede combinar con otros tratamientos? Por supuesto que sí. La aplicación de plasma rico en factores de crecimiento puede ser tratamiento integral o complementario sin ningún inconveniente.

Video:

*Consulta disponibilidad en clínica